Triangular LA VALL-LA FARGA-CANIGÓ… Gran Jornada

Amenazaba lluvia sobre el “La Farga Arena” (polvo y arena, literalmente…), donde el domingo 6 de mayo se vivió una jornada lúdico-festiva IMPRESIONANTE, culminada por un emocionante torneo triangular entre padres de La Vall, La Farga y Canigó. De hecho un poco de lluvia no hubiera estado mal para quitarle polvo al terreno de juego y, de paso, ralentizar un poco el bote del balón. De todas formas eso no impidió una rápida adaptación a 
un terreno MUY irregular y MUCHO más grande que al que estamos acostumbrados los jueves…., el polideportivo de Canigó.
A las 16:00, con puntualidad suiza, empezó el primer partido que enfrentó al Canigó Dream Team -equipado con un polo burdeos para la ocasión con el escudo de Canigó- con el primer combinado de padres de La Vall y La Farga -con equipación absolutamente naranja-. Los nuestros empezaron jugando tan juntitos, tan juntitos, que parecía que tuviéramos frío. Nos costó darnos cuenta de que el campo medía 40 metros de ancho…. pero una vez adaptados empezamos a jugar con mucho orden, tanto en defensa como en construcción de juego.
Empezar “juntitos” era uno de los síntomas que nos delataba como padres provenientes del “futbol sala”. Otro síntoma fue que intentábamos entrar en el área contraria con el balón controlado en lugar de chutar desde cierta distancia, que es lo aconsejable con un balón más grande y porterías MUUUUUUUCHO más grandes.
Entre nubes de polvo y arena, tras 5-10 minutos de partido, la selección de la Liga de Padres de Canigó empezó a triangular, creando oportunidades que a lo largo de la primera parte no acabaron dentro de la portería naranja. Las grandes y destacables intervenciones de Oriol evitaron llegar al descanso con derrota.
En la segunda parte salimos a por el partido y chutamos mucho más. Tuvimos más oportunidades que en la primera y aprovechando un rechace del equipo contrario Antonio mandó el balón entre los 3 palos. GOOOOOL!!!  Gritos desde la grada de madres, padres, niños e incluso bebés !!!
Con el 1-0 se acabó el primer partido. CA-NI-GÓ!!! (ta ta ta) CA-NI-GÓ!!! (ta ta ta).
En pocos minutos empezó el segundo encuentro contra otro combinado de padres de La Vall y La Farga, en esta ocasión equipados de riguroso rosa.
Si durante el primer partido jugamos bien, durante el segundo más !! Los que jugaban con botas de tacos corrían y corrían (en un campo de 40m x 45m 
tú dirás….) y los que no llevaban tacos seguían patinando y patinando por la tierra polvorosa.
Triangulaciones, pases largos….construíamos más por las bandas mandando el balón hacia el centro al cruzar la línea de medio. Fruto de una de esas jugadas Pedro (que era de los que patinaban), mandó el balón dentro de la portería tras 2 “recortes-patinajes”. GOOOOOL !! 1-0 y al descanso.
Polvo, calor…, empezó la segunda parte y las zamarras burdeos estaban ya más marrones que otra cosa, rebozadas por el polvo, pero seguíamos igual de 
bien. Los rosas, que a pesar del resultado adverso no se arrugaron en ningún momento, tuvieron sus oportunidades y viendo que no eran capaces de crear peligro en las inmediaciones de nuestra portería empezaron a probar suerte desde lejos. Fue así como llegó su gol en el penúltimo minuto del partido.
1-1 y final. Quizás injusto resultado para los nuestro, que merecía mayor cosecha que el empate.
Hinchada inesperada, la nuestra: NA-RAN-JAS (ta ta ta) !!!El tercer partido lo jugaron los 2 combinados de La Vall y La Farga. Los rosas se adelantaron 2-0 y eso, con el “gol average” a su favor, los convertía en ganadores del torneo. No obstante, los naranjas pusieron toda la carne en el asador (o en el polvo….) y remontaron un partido, en el que contaron con una 
El empate a dos goles fue más celebrado en la banda que en el campo, y así terminó el tercer encuentro tras el cual hubo invasión de campo por parte del la selección de la Liga de Padres de Canigó, que brindó con cava por la copa conseguida y la excelente jornada familiar vivida.
El esfuerzo físico fue muy grande, pero sin duda la selección de la Liga de Padres de Canigó fue justo vencedor. Como veréis, del árbitro ni hablo. Y eso fue lo mejor, “futbol limpio”, diversión y buen ambiente.

El curso que viene, a por la reválida…, nos estarán esperando con ganas.¡¡No faltéis !!

Posts relacionados

Compartir en