Primeros pasos

Convertir las situaciones de la vida familiar en maravillosos momentos de aprendizaje es una de las finalidades de la educación temprana. Son muchos los estudios que demuestran, que una estimulación adecuada, es la herramienta más eficaz para conseguir un íntegro desarrollo personal, en el ámbito de la inteligencia, en el de la psicomotricidad y en el de la conducta.

En este programa de Orientación Familiar se prepara a los matrimonios jóvenes, que esperan un hijo o que recientemente lo han tenido, para que conozcan los principales marcos pedagógicos y los hábitos básicos que sus hijos deben adquirir. Además, los padres jóvenes también descubren, que hasta los 3 años de la primera infancia, con una afectuosa y coherente educación materna y paterna, se configuran las bases de la felicidad futura.

Posts relacionados

Etiquetas

Compartir en