Artículos destacados

Vídeo recomendado junio 2016

¿Con quién te gustaría más cenar?

Artículo recomendado junio 2016

7 consejos del Papa sobre cómo discutir en el matrimonio

 

Autor: romereports.com
Fuente: Almudi

Dice que como la mayoría de las veces se discute por cuestiones pequeñas, la clave está en “el modo de decir las cosas o la actitud que se asume en el diálogo”. Por eso, propone seguir estas pautas:

reconocer los malos sentimientos que vayan surgiendo y relativizarlos para que no perjudiquen la comunicación;

expresar lo que uno siente sin lastimar;

utilizar un lenguaje y un modo de hablar que pueda ser más fácilmente aceptado o tolerado por el otro, aunque el contenido sea exigente;

plantear los propios reclamos pero sin descargar la ira como forma de venganza; y

evitar un lenguaje moralizante que sólo busque agredir, ironizar, culpar, herir.

Propone además,

“dar importancia real al otro, interpretar el fondo de su corazón, detectar lo que le apasiona, y tomar esa pasión como punto de partida para profundizar en el diálogo”.

Y sobre todo,

dar menos peso a los defectos, porque son sólo una parte de la otra persona.

Francisco sugiere no exigirle que su amor sea perfecto para valorarlo, porque “que sea imperfecto no significa que sea falso”.

Otra propuesta clave del documento para ahorrarse malos ratos es dedicar tiempo de calidad al otro:

tiempo para dialogar, para abrazarse sin prisa, para compartir proyectos, para escucharse, para mirarse, para valorarse, para fortalecer la relación”.

En la lista de consejos prácticos, el Papa dice que “es bueno darse siempre un beso por la mañana, bendecirse todas las noches, esperar al otro y recibirlo cuando llega, tener alguna salida juntos, compartir tareas domésticas. Pero al mismo tiempo es bueno cortar la rutina con la fiesta, no perder la capacidad de celebrar en familia, de alegrarse y de festejar las experiencias lindas”.

Peli Recomendada mayo 2016

Fuente: almudi.org (ver crítica)

El CoroEl Coro

Dirección: François Girard
Año: 2015
Género: Drama

El célebre y exigente director de uno de los mejores coros infantiles del mundo, descubre un extraordinario talento en un niño huérfano conflictivo. Sus estrictas pero inspiradoras lecciones despertarán en el joven el amor por la música.

Se podría caer en el injusto error de tachar la película de complaciente y sensiblera. O de utilizar a mansalva elementos del film francés Los chicos del coro, rodando en inglés, con actores de tirón internacional. Pero la realidad es que el film usa de estos elementos con una brillante ejecución, que propicia un grato visionado.

El coro tiene el tono amable y positivo de ¡Qué bello es vivir! y una enorme capacidad para convencer al gran público, al tiempo que da a conocer el potencial de la educación para cambiar la vida del individuo, reivindicando el esfuerzo por hacer las cosas bien –se deben inculcar al alumno valores éticos y disciplina–, y el valor de la familia. Las actuaciones y la música son muy buenas.

Libro Recomendado mayo 2016

CUANDO EL MUNDO GIRA ENAMORADOCUANDO EL MUNDO GIRA ENAMORADO: SEMBLANZA DE VIKTOR FRANKL

Autor: Rafael de los Ríos
Género: Psicología y pedagogía
Editorial: RIALP

Viktor Frankl, psiquiatra de fama mundial, creó una psicología abierta a la trascendencia que hoy cuenta con numerosos seguidores en los cinco continentes. Esta semblanza ofrece una perspectiva de su vida y de sus planteamientos, que siguen siendo actuales. Está escrita a modo de un guión cinematográfico, que cautiva la atención del lector.

Fuente: Casa del Libro

Vídeo recomendado mayo 2016

‘Playa y Montaña’, una historia de superación en torno a las enfermedades raras

Artículo Recomendado mayo 2016

Tener un hijo Down es realmente algo especial para una familia

FUENTE

Como cada pareja que se encuentra en esta situación, también Carmen y Guillermo tuvieron muchos dudas y preocupaciones

Nacer en una familia numerosa ha influido mucho en la visión de la vida de Carmen y Guillermo, un matrimonio de La Coruña, ciudad del norte de España. Carmen, de hecho, tiene tres hermanos, mientras que en el caso de Guillermo son ocho.

Ambos están convencidos de los enormes beneficios recibidos al haber nacido y vivido en una familia con tantos hermanos. Se aprenden muchas cosas, como por ejemplo a ser altruistas, a compartir las cosas con los otros familiares, o a ser tolerantes, acostumbrándose a los lamentos o a las burlas del hermano o la hermana. En resumen, nacer en una familia numerosa ayuda a desenvolverse mejor en la sociedad cuando se es mayor y a desarrollar ciertas sensibilidades y ciertos valores.

El nacimiento del primer hijo, Guillermo

Carmen y Guillermo son jóvenes, y han seguido el camino trazado por sus padres. Tienen por ahora tres hijos:

Guillermo de 5 años, Carmen de 3 años y Catalina de 11 meses. El nacimiento del primero fue especial. Guillermo tiene el síndrome de Down, circunstancia que fue vivida por sus jóvenes padres al principio con sorpresa y desconcierto. No se lo esperaban y no sabían qué vida podría tener su pequeño Guillermo. ¿Sería feliz como los otros o sufriría por su condición?

El síndrome de Down, en palabras sencillas, es una anomalía genética. Los niños Down presentan un grado variable de retraso en el aprendizaje y en el lenguaje, y poseen capacidades motorias reducidas que pueden ir de leves a graves. Además, en los planos emotivo, social e intelectual maduran más lentamente.

Como cada pareja que se encuentra en esta situación, también Carmen y Guillermo tuvieron muchos dudas y preocupaciones. Temores, miedo a sentirse separados del resto del mundo, la sensación que nada sería como antes, o que los otros les evitarían. Pero, sin duda, el hecho de haber nacido en una familia numerosa ha sido de gran ayuda. Pasado el primer momento de miedo natural, la joven pareja tomó fuerza, aceptando este nacimiento con alegría y convicción. Habían entendido que en realidad sus preocupaciones nacían del miedo a lo desconocido.

La crianza de un hijo con síndrome de Down: entre desafíos y satisfacciones

Y su vida desde ese día cambió realmente. Guillermo portó a casa alegría, cohesión, juego, diálogo, amor. Pero sobre todo ha enseñado a sus padres lo más importante, saber mirar siempre adelante. Cierto, no todo es sencillo. El pequeño Guillermo requiere muchos cuidados, una buena dosis de paciencia en ciertos casos, atenciones especiales, pero el amor y la sonrisa con la que corresponde a sus padres paga cada esfuerzo y fatiga. Tener un hijo con síndrome de Down es realmente algo especial para una familia. Lleva gran alegría y unión entre hermanos y padres. Todos se hacen más empáticos, sensibles y tolerantes hacia el prójimo. Pero sobre todo más equilibrados, porque se aprende a entender cuáles son los problemas y dificultades reales en la vida.

¿Pero cuál es el secreto para criar a un niño con síndrome de Down? Todos los expertos están de acuerdo al afirmar que ¡lo primero es el amor! Quien tiene ese síndrome es antes que nada una persona como las otras, que necesita, para su propio desarrollo, de la bondad, afecto, educación a los valores y relaciones sociales como cualquier otro niño. Carmen y Guillermo creen que tener un hijo con esa minusvalía ha unido aún más su familia. Los otros se han hecho menos egoístas y más empáticos y entienden mejor al hermano que tiene el problema. Y entonces es apropiado decir que las satisfacciones superan los sacrificios.

La Jornada mundial del síndrome de down

La jornada mundial del síndrome de Down nos recuerda cada año que debemos comprometernos todos a luchar contra los malos prejuicios y promover una nueva cultura de la diversidad y una mayor integración. Para las personas con discapacidad, el bienestar está representado sobre todo por una mayor integración en el contexto social y laboral. Un anuncio publicitario muy bonito, que ha conmovido el público en internet, subraya precisamente este importante aspecto:

Lee nuestro artículo “Querida futura mamá…” para profundizar y no dejes de ver el anuncio:

Peli Recomendada Abril 2016

Fuente: decine21.com (ver crítica)

Los milagros del cieloLos milagros del cielo

Dirección: Patricia Riggen
Año: 2016
Género: Drama

Los milagros del cielo está basada en la increíble historia real de la familia Beam. Cuando Christy (Jennifer Garner) descubre que su hija de 10 años Anna (Kylie Rogers) tiene una enfermedad rara sin solución, se convierte en una feroz defensora de la búsqueda de una cura para su hija. Tras el dramático rescate de Anna, quien sufre un extraño accidente, una serie de milagros comienzan a sucederle a su familia, dejando a los médicos y a la comunidad desconcertados y emocionados.

Libro Recomendado Abril 2016

El murmullo de las abejasEl murmullo de las abejas

Autor: SOFIA SEGOVIA
Editorial: LUMEN 2015
Nº de páginas: 528

Érase una vez una saga familiar de terratenientes mexicanos y un niño rodeado de abejas. Con estos elementos Sofía Segovia ha creado una historia de amor por la tierra y del poder de la complicidad entre los seres humanos.
Una mañana cualquiera un hombre de avanzada edad toma un taxi en la ciudad de Monterrey rumbo a Linares, su ciudad natal. El viaje solo llevará unas horas, pero el viejo habla y no para, como si delante de él se desplegara todo su pasado. Así, el taxista y los lectores vamos a conocer la historia de una familia mexicana de terratenientes, los Morales Cortés, desde el principio del siglo XX hasta hoy.
De repente, en el fluir de las palabras, asoma el rostro amigo de un niño sabio que no puede hablar, pero oye lo que otros no saben o no quieren oír, y anda rodeado de abejas. Ellas son sus aliadas y las que sabrán guardar los secretos del caserón de Linares, un lugar donde viven mujeres hermosas y tercas y las naranjas tienen un sabor especial. Incluso la muerte es distinta en Linares, y el hombre lo sabe. Por eso viaja, habla, recuerda…
El murmullo de las abejas nos lleva a un mundo donde casi todo es posible si aceptamos que el cuerpo tiene más de cinco sentidos. Sofía Segovia nos invita a aguzar la vista, a estar atentos, para oler el aire, ver más allá de lo aparente y llegar a comprender lo que de verdad importa.

Fuente: Casa del llibro

Artículo recomendado abril 2016

“Se ofrecieron a pagarnos el aborto pero eso era implanteable, el niño tenía que nacer”

La familia de Tomás Páramo

A Tomás Páramo de un minuto a otro le cambió la vida: su novia esperaba un bebé. Durante el embarazo de María, su pareja, el joven escribió ‘Siempre hay vida’. Una carta con la que ha sido galardonado este lunes con el Premio a la Creatividad en Defensa de la Vida otorgado por el CEU San Pablo.

María y Tomás eran dos jóvenes de 19 años cuando algo les cambió la vida. Ella es estudiante de Derecho y él de Publicidad y Relaciones Públicas. Con 20 años recién cumplidos, tienen claro que su hijo Tomás es lo mejor que les ha pasado.

Ahora, luchan por sacar adelante al bebé con la ayuda y el apoyo de sus padres.

Cuando un provida deja a su novia embarazada ¿se le funden los esquemas?

Tomás: Claramente se te funden los esquemas, pero las cosas le pueden pasar a cualquiera. Todos los actos que realizamos tienen sus consecuencias. Cierto es, que puedes tener más o menos suerte. Yo en el momento en el que me enteré de que mi novia estaba embarazada pensé: ¿Cómo me ha podido pasar esto a mí?.

Porque no es lo mismo defender la vida en teoría, que defender la del hijo que va a tener …

T: Por supuesto. De repente te das cuenta de que todos tus amigos van a seguir con su vida normal y que tú tienes que parar, aunque sabes que luego vas a poder coger carrerilla y vas a poder disfrutar el doble de las cosas, y con tu hijo.

¿Por qué decidió contárselo a un monseñor de Roma?

T: Buscaba la figura de alguien que me pudiese ayudar y aconsejar en ese momento y creí que un sacerdote lo podía hacer.

¿Qué recomendaciones le dió?

T: Lo primero que hizo fue darme la enhorabuena ya que hoy en día el ‘No a la vida’ es lo que predomina entre los jóvenes. Por otro lado, me recomendó que todavía no nos casásemos. Que una circunstancia no implicaba la otra. Y me dijo: “las cosas se deben hacer con amor y en el momento que se quieren de verdad”.

¿Cómo os enterasteis de que ibais a tener un hijo?

T: María llevaba cuatro días de retraso y se sentía un poco rara. Ese día fuimos a hacer esquí acuático por el día, pero a ella no le apetecía. Por la noche estábamos de copas en casa de un amigo y ella se hizo allí el Predictor. La amiga que le acompañaba me llamó y yo me dirigí al servicio. María entonces me comunicó que estaba embarazada. Yo no podía creerlo. En ese momento me sentí encerrado en una burbuja de cristal. No sé explicar lo que pasaba por mi cabeza. Cogí a mi novia y nos fuimos a casa de nuestros mejores amigos. De un minuto a otro nos había cambiado la vida, íbamos a ser padres.

Y a usted, María, ¿qué se le vino a la cabeza en el momento en el que se enteró de que iba a ser madre?

María: Al principio no me lo creía, fue una mezcla de sensaciones. Pensé: “Tengo un hijo dentro que ya va a ser para toda la vida”. A la vez, sentía el miedo de tener que contárselo a mis padres. Me preguntaba: “¿Cómo voy a ser madre con 19 años?. Si a mí me siguen educando, ¿cómo voy a educar yo a otra persona?”.

El Bebé

Esa noche, ¿qué os dijeron vuestros amigos?

T: Algunos estaban emocionados, otros se pusieron a llorar… y María y yo estábamos tristes. Sin embargo, al momento nos separamos y nos empezamos a reír, diciendo: ¡Ya somos tres! Fue una noche muy surrealista. Hubo gente que nos dijo que no podíamos tener un hijo a los 20 años e incluso se ofreció a pagarnos el aborto. En ese momento yo pensé: “Siempre he defendido la vida, me he mostrado contrario al aborto y es ahora cuando lo tengo que demostrar”. Para nosotros era implanteable la situación de abortar, sabíamos que ese niño tenía que nacer.

¿Su entorno de amigos es provida?

T: Algunos son partidarios de la vida y otros están a favor del aborto, pero sinceramente creo que uno no sabe si está a favor o en contra del aborto hasta que no se ve en la situación. En el momento en el que te enteras que esperas un hijo, te decides por el ‘Sí a la vida’, porque sabes que lo que lleva dentro tu novia es tuyo.

¿Cómo se lo tomaron sus padres?

T: Yo tenía mucho miedo a mis padres, a pesar de que están en contra del aborto y de que son muy católicos. Al que más temía era a mi padre, pero se lo tomó genial. El funeral de mi abuela había sido justo el día antes de enterarme que iba a ser padre y las palabras de mi padre fueron: “Acaba de morir la abuela y esto es un regalo que ella nos manda. Hay que cuidarlo lo mejor posible. Puede que no sea el momento socialmente correcto, pero sí el que Dios ha querido”. Mi madre me dijo que pensase que todo lo que nos iba a venir a partir de ese momento con el niño era felicidad.

Y usted, María, ¿se lo contó a sus padres el mismo día?

M: Esperé un tiempo, hasta que me hice una ecografía y supe realmente que estaba esperando un bebé.

¿Hubiesen seguido adelante con el embarazo si sus padres no les hubiesen apoyado?

M: Aunque siempre he defendido la vida, no puedo asegurarte que lo tendría. En ese momento tuve mucho miedo, pero ahora que ya le he visto la cara te digo: ¡Le tendría a muerte! En el caso de que mi familia no me hubiese apoyado, con contar con Tomás me hubiese bastado para intentarlo.

T: Ni siquiera me planteo que nuestras familias no nos apoyasen en una circunstancia así.

¿Cómo les  ha cambiado la vida desde que se enteraron de la noticia?

M: A pesar de estar el triple de cansada que antes yo he seguido yendo a la universidad durante el embarazo. En un primer momento te planteas, ¿cómo voy a ir yo con esta tripa a la universidad? Sabes que todo el mundo te va a mirar y a comentar. De repente te conviertes en el centro de atención. Pero acabas entendiendo que es más importante todo lo demás que las tonterías que se pueden tener con 19 años.

T: Tienes que renunciar a planes con tus amigos, sobre todo ella. El embarazo considero que fue decir ‘no’ a todo. Sabes que tienes que ser responsable y cambiar tu vida si quieres que tu hijo nazca sano. Sin embargo, cuando lo tienes contigo todo es recompensado.

¿Y tras el nacimiento de su hijo?

T: El nacimiento de un hijo es la situación más increíble e impactante que te puede pasar en la vida. Te une muchísimo más a tu pareja. Sin duda, la vida nos ha cambiado a mejor.

M: Salí del hospital y he intentado llevar una vida normal con mi hijo. He faltado unos días a la universidad porque obviamente tenía que estar con el niño, pero ahora mismo que mi hijo tiene 21 días estoy de nuevo yendo a clase. He entregado todos los trabajos, hasta el mismo día del parto. Cierto es que hay horas en las que no puedo asistir a clase, pero lo hablo con los profesores. Mis padres me animaron a que siguiese con mis estudios.

¿Cree que mucha gente aborta por el miedo a tener que dejar sus estudios?

M: Puede que sí, pero en mi caso me puse a estudiar el doble durante el embarazo porque sabía lo que venía después. Es verdad que yo al principio me ponía a llorar porque pensaba que no iba a poder continuar con la carrera. Pero no te queda otra y piensas “a lo hecho pecho”.

¿Se van a casar?

T: Lo veo lejano, pero no tanto como antes. Ahora mismo los dos estamos estudiando y casarnos e irnos a vivir juntos supondría un gasto para nuestra familia. Cierto es que una vez que tienes un hijo lo que más te apetece es estar los tres juntos, porque el bebé es el vínculo que hemos creado entre los dos y que más nos une.

En la carta por la que le premiaron dice que hay muchas ayudas para seguir adelante. ¿Realmente cree que el Estado apoya a las jóvenes embarazadas a llevar adelante el embarazo? Más bien parece lo contrario.

T: Ayudas del Estado no hay absolutamente ninguna. Me refería a ayudas por parte de la Iglesia, casas de acogidas… pero principalmente al apoyo de amigos y familiares.

¿Qué les ha enseñado Tomás?

M: Aunque todavía no tiene ni un mes (nació el 14 de marzo) me ha enseñado a aprovechar el tiempo, porque con 20 años no lo valoras. Y, sobre todo, a apreciar el amor que nos tienen nuestros padres. He sabido entender su punto de vista y que sólo buscan nuestro bien cuando nos dicen las cosas. Aunque ahora mismo duerma tres horas, sé que este niño es lo mejor que me ha podido pasar.

T: A querer a alguien súper pequeñito con todas las fuerzas de mi corazón y a dar la vida por él. He aprendido a tener paciencia, a no esperar tanto de los demás, sino de ti mismo, y me ha ayudado incluso a ser mejor persona.

¿Qué les dirían a los jóvenes que están en una situación similar y que no saben qué decisión tomar, si tener el hijo o no?

T: Les animaría a seguir hacia adelante con el embarazo. Yo sé que los nueve meses de gestación es lo más duro, pero hay que pensar en lo que viene después. El saber que tienes a tu hijo ahí es lo que más feliz te hace. Pero sobre todo les diría que no tengan miedo porque luego te acabas dando cuenta de que lo que al principio te parecía un mundo, simplemente es un granito de arena. La recompensa que viene después es lo mejor del mundo. Sin embargo, si decides abortar sabes que tu cabeza va a cargar con eso toda la vida. No hace falta ser el más creyente ni el más santo para seguir hacia adelante. Yo estaría dispuesto a hablar con cualquier persona para concienciarle de que tenga a su hijo.

M: Al principio tienes incertidumbre porque no sabes cómo vas a sacar a tu hijo adelante pero cuando le ves la cara se te quita todo el miedo. Sabes que todo lo vas a hacer bien y que nunca vas a estar sola. Antes de abortar, aconsejaría a los jóvenes recurrir a asociaciones para pedir ayuda. Considero que no somos nadie para negar la vida a otra persona.

 

FUENTE>>