3ª Travesía CANIGÓ-VIARÓ

Se va consolidando, después de  tres ediciones, una marcha muy bonita que aglutina a familias enteras del colegio para hacer un día de deporte en plena naturaleza.

Este año, vista la experiencia de los pasados, quedamos una hora antes, a las 7 h, para no ir con prisas. En Canigó, a esa matutina hora, se iban agolpando los excursionistas con cara de sueño y algo de frío, hasta llegar a la cuarentena. Sobre las 7:20 h después de encomendarnos a la Virgen del camino, la oruga humana se deslizaba por la calle Cister dirección el Tibidabo.


Dejamos el asfalto en la plaza del Dr.Andreu, al tomar la carretera de las aguas. La ascensión fue de una hora aproximadamente, y al llegar arriba, cerca de las confluencias de la carretera de la Rabasada y la que viene de vallvidrera, nos reagrupamos.

El descenso muy agradable,del que sólo había que tomar cautela de las zonas sombrías con exceso de fango.sobre las 10 h de la mañana, llegamos a Can Borell, masía  en la que establecimos como punto para el merecido desayuno. Cargamos pilas durante unos 15 minutos, para reemprender la marcha dirección Sant Cugat.

Antes de llegar a la plaza Europa , nos encontramos con el famoso pi d’en Xandri, en el que tomamos unas fotos. Al llegar a la urbe, un atajo nos condujo directamente al colegio Viaró. Eran las 11:30 h cuando los primeros del grupo entraban en las instalaciones del colegio. Un tiempo récord.

Al quedarnos algo de tiempo hasta la misa, preparamos los enseres y utensilios de la comida. Después de oir misa todos los excursionistas, nos desplazamos al comedor, y cada uno iba sacando las provisiones que había traido. La paella un éxito, para 30 comensales, y hubo hasta quien repetió.

Posts relacionados

Etiquetas

Compartir en